Despliegue de autobuses de emisión cero en ciudades europeas

Por Sabrine Skiker / Actualizado: 25 May 2015

Las ciudades europeas cada vez sufren más problemas de transporte debido a la contaminación atmosférica, las emisiones de CO2 y los consiguientes efectos sobre la salud, así como la congestión vial. El transporte comunitario depende además en un 95 % de los combustibles fósiles. La diversificación de las fuentes de energía es por tanto esencial para garantizar la seguridad del suministro energético en la Unión Europea.

El proyecto Clean Hydrogen in European Cities (CHIC), financiado con fondos comunitarios, está poniendo en marcha una flota de autobuses eléctricos de pila de combustible y estaciones de recarga de hidrógeno en toda Europa. Este proyecto tiene como finalidad mejorar la tecnología de los autobuses urbanos de pila de combustible y ofrece una solución funcional para que las ciudades europeas reduzcan la emisión de carbono de sus flotas.

Context 

En el proyecto CHIC participan 23 socios de ocho países: 10 empresas de transporte, ocho socios del sector y cinco organizaciones de consultoría o investigación. El coste total aproximado es de 81,8 millones de euros, de los cuales 25,88 millones son financiados por la Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking (FCH-JU), una asociación público-privada que apoya actividades de investigación, desarrollo tecnológico y demostración en tecnologías de energía de hidrógeno y pilas de combustible en Europa.

CHIC se propone demostrar que los autobuses eléctricos de pila de combustible pueden desempeñar un papel fundamental en la reducción de las emisiones de dióxido de carbono por parte del transporte público europeo, sobre todo si la producción de hidrógeno es limpia. Al mismo tiempo, es un proyecto que contribuye a mejorar el entorno urbano en cuanto a calidad del aire, reducción del ruido y comodidad del conductor y los pasajeros.

In action 

Son veintiséis los autobuses de pila de combustible que funcionan en cinco ciudades europeas: Aargau (CH), Bolzano (IT); Londres (Reino Unido); Milán (IT) y Oslo (NO). Todos ellos han sido subvencionados por la FCH-JU. Otros diez autobuses de pila de combustible circulan actualmente por otras ciudades asociadas a través de programas financiados de manera independiente y existen nueve estaciones de recarga de hidrógeno.

Una de las razones para participar en este proyecto es que esta tecnología ofrece una estrategia a largo plazo centrada en reducir la dependencia de los combustibles fósiles mediante el aumento del uso de los recursos locales, con lo cual se generan más puestos de trabajo y se mejora la competitividad económica.

La tecnología ofrece además śoluciones para los principales problemas urbanos (contaminación de la calidad del aire, emisiones acústicas y de gases invernadero), mientras que el transporte público supone una alternativa a los coches y contribuye a reducir la congestión de tráfico.

Las ciudades que participan en el proyecto generan beneficios directos de los autobuses de demostración, al mismo tiempo que contribuyen a abaratar los costes de la tecnología y, por tanto, a reducir los costes del despliegue futuro de sus propias flotas y de las de otras ciudades europeas.

Results 

Los autobuses han acreditado una autonomía de funcionamiento que puede satisfacer las necesidades de los operadores de autobuses:

Ciudad

Autonomía1

Horas al día2

Londres (UK)

250-300 km

18 horas

Bolzano (IT)

250-300 km

12 horas

Aargau (CH)

180-250 km

18 horas

Oslo (NO)

200-290 km

Hasta 15 horas

Milán (IT)

122 km

Hasta 16 horas

Colonia (DE)

250 km

Hasta 10 horas

Hamburgo (DE)

400 km

8-16 horas

1. Cifras promedio, según tamaño del depósito de combustible y el consumo medio.

2. Número de horas diarias en función del tipo de ruta (un mismo autobús puede hacer más de una ruta)

En comparación con la anterior generación de autobuses de pila de combustible, el ahorro en combustible aumenta un 50 % y el tiempo de recarga oscila entre los 7 y los 20 minutos (antes solía costar una hora). Es importante saber también que no se han producido problemas de seguridad a lo largo del proyecto. Y la disponibilidad de estaciones de hidrógeno también ha alcanzado una tasa muy elevada (más del 98 % en la mayoría de los casos). Los estudios complementarios revelan una actitud positiva en torno a la tecnología de hidrógeno entre las partes interesadas, ya sea directa o indirectamente, en el proyecto. Esta aceptación, no obstante, podría cambiar si no se cumplen las expectativas o fracasa la comunicación interna del proyecto.

La implicación de actores influyentes y potencialmente escépticos, ajenos al sector del combustible de hidrógeno, demostró que comprender e integrar sus perspectivas en el diálogo acerca del hidrógeno genera sin duda beneficios. CHIC ha elaborado recomendaciones para las ciudades interesadas en poner en marcha esta tecnología y periódicamente comparte información con proyectos de seguimiento relacionados con autobuses de pila de combustible.

Challenges, opportunities and transferability 

Algunas ciudades han encontrado obstáculos relacionados con la adjudicación de contratos y la concesión de permisos de las estaciones de recarga. Estas demoras en la adjudicación sugieren la necesidad de mejorar la sensibilización en torno a la tecnología y sus riesgos asociados entre los responsables de la toma de decisiones, por ejemplo, mediante el desarrollo de unas normas comunes.

El principal problema tecnológico ha sido el de la disponibilidad de los autobuses, que de momento no ha alcanzado las expectativas previstas. Se supone que la disponibilidad de estos autobuses aumentará cuando se resuelvan los problemas relacionados con los componentes y la inmadurez de la cadena de suministro. Operadores de autobuses y proveedores colaboran diariamente para abordar estos problemas.

El precio de un autobús de pila de combustible ha disminuido un 50 % desde 2002, pero sigue siendo un obstáculo importante. Se ha creado una nueva coalición que reúne a ciudades y regiones para generar una masa crítica suficiente que permita poner en marcha vehículos de bajo coste y fiables en todas las economías de escala.

Topic: 
Collective passenger transport
Clean and energy-efficient vehicles
Region: 
Europe-wide
Country: 
Europe-wide
Contact: 
Sabrine Skiker
Author: 
Sabrine Skiker
26 Jan 2015
25 May 2015