Home > Content > Cómo mejorar la seguridad de los ciclistas en Bristol… democráticamente (Reino Unido)

Cómo mejorar la seguridad de los ciclistas en Bristol… democráticamente (Reino Unido)

Por Jan-Willem Van ... / Actualizado: 28 Jan 2015

Bristol posee el título de «Cycling City», o ciudad inglesa de la bicicleta. Pero se trata también de una urbe de rápido crecimiento y densamente poblada, en la que se siguen realizando miles de desplazamientos en coche por el centro de la ciudad. Se están adoptando medidas para invertir esta tendencia, así como para promover el patrimonio medioambiental de la ciudad y reducir sus emisiones de carbono.

Bristol está mejorando su transporte público y pretende que el uso de la bicicleta sea aún más seguro, popular y accesible para los ciudadanos. La ciudad ha formado una comisión a tal fin, que ha investigado, en colaboración con el público general y otras partes interesadas, cómo se podría aumentar la seguridad vial de los ciclistas.

Context 

Bristol está situada en el sudoeste de Inglaterra y cuenta con una población de 432 000 habitantes. Destaca por ser un importante foco de empleo, así como por sus sectores de venta al por menor, cultura y educación superior; cuenta asimismo con numerosas zonas históricas y con una gran tradición en la industria marítima. Casi 57 000 de sus habitantes se desplazan a diario a trabajar a pie o en bicicleta, el porcentaje más elevado de todas las entidades locales de Inglaterra y Gales.

En 2008, Bristol y South Gloucestershire ganaron el premio «Cycling City» concedido por Cycling England, un organismo del Estado. Gracias a este galardón, la ciudad consiguió una financiación estatal de 22,8 millones de libras, que concluyó en marzo de 2011. Las autoridades de la región del oeste de Inglaterra solicitaron posteriormente un fondo de transporte sostenible de 24 millones de libras, que les fue concedido, y de los que se han destinado 2 millones a fomentar los desplazamientos a pie y en bicicleta.

La región del oeste de Inglaterra cuenta ahora con un plan de transporte a largo plazo, denominado «Plan conjunto de transporte local» (Joint Local Transport Plan), cuyo propósito es mejorar el transporte en la región. Uno de los objetivos de la estrategia de transporte de Bristol, que se enmarca dentro de dicho plan, es aumentar el número de ciclistas en un 76 % entre 2008 y 2016.

In action 

Para ayudar a conseguir este ambicioso objetivo, el ayuntamiento de Bristol formó una comisión en septiembre de 2012 al objeto de llevar a cabo una encuesta o consulta pública en la que participaron 32 actores clave, entre los que se encontraban representantes de organizaciones de la comunidad, funcionarios del ayuntamiento y otros expertos. Los participantes tuvieron la oportunidad de debatir en torno a los datos e investigaciones existentes en la materia, así como proponer algunas soluciones prácticas para que la comisión las pudiera tener en cuenta y asumir como recomendaciones.

Los principales objetivos de la consulta fueron los siguientes:

  • Evaluar las pruebas y datos disponibles actualmente sobre la seguridad de los ciclistas.
  • Identificar cuáles son los motivos de preocupación de los ciclistas en cuanto a su seguridad.
  • Identificar las causas de la negativa percepción de la seguridad que tienen los ciclistas potenciales, y que puede llegar a disuadirles de usar la bicicleta (incluida la influencia del marketing social).
  • Inspirarse en las buenas prácticas adoptadas en todo el mundo.
  • Evaluar todas las intervenciones y políticas de transporte en lo que respecta a la seguridad de los ciclistas.
  • Realizar las recomendaciones que sean necesarias para que el ayuntamiento las incluya en la elaboración de su estrategia en favor de la bicicleta.

La consulta se llevó a cabo en público para permitir la asistencia de cualquier interesado. Bristol optó por elegir una presidencia independiente, algo que a su entender resultaba esencial para mantener el equilibrio en un asunto tan complejo como el discutido durante la sesión.

La comisión recibió durante la sesión cuatro declaraciones o comunicados públicos procedentes tanto de individuos particulares como de organizaciones, como el Comité especial de jóvenes (Young People’s Select Committee) y el Foro por la igualdad de las personas con discapacidad (Disability Equality Forum). Tras cada una de las presentaciones, se abrió un turno de preguntas y respuestas para profundizar un poco más en cada asunto, y se formaron mesas redondas en las que se clasificaron por temas los asuntos prioritarios y se debatió en torno a ellos.

Además de ello, la comisión elaboró un breve vídeo con entrevistas a una serie de grupos clave de la ciudad que podrían convertirse en usuarios potenciales de la bicicleta, como los integrados por jóvenes, mujeres, personas de raza negra o de minorías étnicas, mayores, etc. El vídeo fue proyectado durante la sesión de consulta.

Results 

Tras analizar y tener en cuenta todas las pruebas y evidencias presentadas, la comisión identificó cuatro temas principales, que presentamos a continuación desglosados en sus elementos más destacados:

Visión y liderazgo

  • El alcalde debe liderar la campaña en favor del uso de la bicicleta, para asegurarse de que cumpla con los objetivos del ayuntamiento y ayude a promover la bicicleta entre el público como un modo atractivo de transporte.
  • El temor y la preocupación por la seguridad hace que tan solo unos pocos se atrevan a hacer frente a un entorno de tráfico hostil. Imponer restricciones de velocidad y reasignar espacio vial contribuiría a reducir la inquietud de los ciclistas potenciales.
  • Se deben establecer unas claras prioridades para los funcionarios y demás agencias y socios, con el fin de facilitar la colaboración multidisciplinar.

Imagen e identidad

  • El uso de la bicicleta debe ser visto como una actividad apta para gentes de todas las edades.
  • A algunas personas no les gusta ser etiquetadas como «ciclistas», sino que se ven a sí mismos más como usuarios «multimodales». El marketing social puede llegar a construir a veces una imagen enfrentada entre «ellos y nosotros».
  • Las políticas en favor de la bicicleta deben enfocarse hacia las comunidades más desfavorecidas, ya que pueden contribuir a mejorar su acceso al empleo.
  • El papel de los medios de comunicación resulta esencial a la hora de promover una imagen positiva de la bicicleta.

Visión del departamento de transporte

  • Existe la necesidad de contar con una completa red de infraestructuras destinadas al ciclismo en las calles más tranquilas.
  • El ayuntamiento deberá intentar diferentes estrategias y experimentar más, por ejemplo, con el uso de ordenanzas experimentales de regulación del tráfico.
  • Para atraer a ciclistas potenciales y reducir los peligros actuales de la vía pública se deberán segregar carriles-bici, lo que en algunos casos implicará reasignar a tal uso parte del espacio vial actualmente dedicado al tráfico motorizado.

Ingeniería (y desarrollo organizativo)

  • El ayuntamiento deberá implementar un proceso de aprendizaje interdisciplinario y bien estructurado.
  • Cuando se remodelen las calles e intersecciones, se deberán hacer accesibles a los peatones y los ciclistas.
  • No hace falta «reinventar la rueda»: Bristol puede aprender mucho de otras ciudades europeas en las que ya se han abordado problemas similares.

El informe de control de la comisión, que contiene una descripción completa de los temas, se puede consultar en línea (abre pdf).

Challenges, opportunities and transferability 

El ayuntamiento juzgó esencial que estos temas clave se tuvieran en cuenta en la estrategia de ciclismo de Bristol, que se espera esté terminada a finales de 2014. También deberá aplicarse paralelamente a esta estrategia un plan de seguridad vial basado en el enfoque del «sistema seguro» (Safe Systems Road Safety Plan), que venga a apoyar aún más las políticas y medidas destinadas a mejorar la seguridad de los ciclistas reduciendo para ello los peligros de la vía pública. Dicho plan está aún pendiente de finalización.

El hecho de que la financiación del gobierno central siga teniendo un carácter intermitente supone un reto para el uso de la bicicleta en Bristol. Y es que se necesita mantener una inversión continuada durante toda una generación para mejorar las infraestructuras ciclistas y trabajar en un cambio de actitudes, a fin de modificar hábitos muy enraizados y conseguir, así, que para la siguiente generación sea mucho más fácil optar por modos de transporte saludables.

En una ciudad en la que el uso del automóvil ha sido predominante durante varias generaciones, resulta difícil cambiar conductas tan arraigadas. Esta afirmación también puede aplicarse, hasta cierto punto, a los modos y prácticas del ayuntamiento de la ciudad y a esa visión tradicional tan centrada en el automóvil que ha dificultado la labor de promoción de la bicicleta.

Desde que Bristol fuera elegida Ciudad de la Bicicleta de Inglaterra (2008-11) y, más recientemente, Capital Verde Europea 2015, se ha estado poniendo más énfasis en incrementar el uso de la bicicleta, lo que ha contribuido a su vez a superar tales obstáculos. Se necesita, no obstante, un fuerte liderazgo en todos los aspectos por parte de los responsables políticos y los altos cargos de la administración. Las elecciones directas a la alcaldía de 2012 dieron como ganador a un candidato muy favorable al uso de la bicicleta, lo que sin duda ha contribuido a promover este modo de transporte en Bristol.

In Depth 
Topic: 
Walking and cycling
Mobility management
Region: 
Western Europe
Country: 
United Kingdom
City: 
Bristol
Author: 
Jan-Willem Van Der Pas
16 Sep 2014
28 Jan 2015
Recommend
arriba
0 users have voted.
Share on