Inicio > Content > ELMO: la innovadora red nacional de carga rápida para vehículos eléctricos en Estonia

ELMO: la innovadora red nacional de carga rápida para vehículos eléctricos en Estonia

Por News Editor / Actualizado: 31 Aug 2015

En 2011 Estonia puso en marcha un ambicioso programa nacional de movilidad eléctrica para promover el uso de los vehículos eléctricos en el país. El programa consistía en ofrecer subvenciones a los ciudadanos que quisieran adquirir estos vehículos, realizar campañas de sensibilización, instaurar un proyecto para compartir vehículos eléctricos y proporcionar este tipo de coches a los trabajadores sociales públicos.

Sin embargo, para que estos proyectos y el programa funcionaran era necesario disponer de una infraestructura de recarga adecuada. Por eso, en marzo de 2011 el gobierno estonio creaba ELMO, una innovadora red nacional de carga rápida, que es la primera de este tipo en el mundo entero.

Context 

Estonia es una pequeña nación situada al noreste de Europa, con 1,3 millones de habitantes y una superficie de 45.227 km2. Con una tasa de urbanización del 70 %, más de un tercio de su población vive en zonas urbanas. El 53 % de los estonios se desplaza en coche, el 23 % lo hace en transporte público y el 23 %, a pie o en bicicleta.

En el marco de su plan nacional de desarrollo del transporte, Estonia se ha comprometido a aumentar la cuota de energía renovable en el sector del transporte hasta el 10 % del consumo total, es decir, un aumento del 9,8 % con respecto a 2011. Se ha considerado que una medida potencial para alcanzar este objetivo es la movilidad eléctrica. El programa estonio de movilidad eléctrica se puso en marcha para incrementar la cuota de energía renovable en el transporte y reducir las emisiones de CO2 causadas por el transporte privado.

In action 

El programa ELMO se concibió como un instrumento a largo plazo para promover el uso generalizado de vehículos eléctricos en el país. Financiado por un acuerdo comercial contra las emisiones de CO2 entre el gobierno estonio y la japonesa Mitsubishi Corporation en el marco del Protocolo de Kyoto, el presupuesto total para el desarrollo de la infraestructura nacional y el mantenimiento quinquenal rondó los 12 millones de euros.

Para poder establecer esta red nacional de carga rápida, el gobierno pidió a la agencia de financiación y gestión de programas KredEx una solución técnica integral con un compromiso operativo de 5 años de los proveedores privados. Además, KredEx debía encontrar y garantizar las ubicaciones para los cargadores y asegurarse de que las empresas eléctricas proporcionaran las conexiones suficientes a esos lugares. Las tareas menores del programa se asignaron a empresas privadas.

ELMO se puso en marcha oficialmente a mediados del verano de 2011. Incluía tres procesos paralelos principales para desarrollar las estaciones, crear conexiones a la red y ofrecer soluciones integrales para cargadores y un sistema de TI y de reparación. La solución integral se adjudicó a un consorcio encabezado por la multinacional de ingeniería eléctrica ABB que incluía a NOW! Innovations como desarrollador de software y al operador de servicios G4S.

Results 

La red ELMO comenzó a funcionar oficialmente en febrero de 2015 y está formada por 165 puntos de carga rápida CHAdeMO[1]-. Ha sido la primera red de este tipo en el mundo. Los puntos de carga se distribuyeron en todas las carreteras con tráfico denso, en localidades con más de 5.000 habitantes, cerca de lugares de visita frecuente, como gasolineras, cafeterías, tiendas y bancos, y en puertos por los que pasan viajeros nacionales e internacionales. La distancia entre una y otra estación es de 40 – 60 km. Actualmente hay 100 puntos de carga en ciudades: 44 de ellos en grandes ciudades, 27 en Tallín, 10 en Tartu, cinco en Pärnu y dos en Narva. Sesenta y cinco estaciones están ubicadas cerca de la carretera. Para abonar el servicio de carga, los conductores pueden usar la app ELMO en sus dispositivos móviles o autorizar el pago mediante una tarjeta de  identificación por radiofrecuencia (RFID). Además, los abonados al servicio de ELMO disponen de un servicio de asistencia telefónica las 24 horas del día todos los días de la semana.

La red de carga rápida ha ganado popularidad en los dos últimos años: en febrero de 2013 fue utilizada 1.000 veces, mientras que en enero de 2015 se efectuaron 11.000 cargas al mes. En la actualidad, el sistema es utilizado por 1.100 conductores habituales, con un tiempo de carga medio de 20 minutos cada uno.


[1] CHAdeMO es la abreviatura de CHArge de Move, el nombre comercial de un método de carga rápida para vehículos eléctricos de batería que suministra hasta 62,5 kW de corriente continua de alta tensión a través de un conector eléctrico especial. Se propone como un estándar global de la industria por una asociación del mismo nombre.

Challenges, opportunities and transferability 

“Crear la infraestructura nacional es un programa muy complejo y requiere la adecuación de distintos subproyectos, como la adquisición de localizaciones y el desarrollo de servicios y soluciones técnicas. Cada uno de ellos supuso un verdadero reto”, señaló Jarmo Tuisk, director de movilidad eléctrica de NOW! Innovations.

En el marco de ELMO, se elaboró un documento de análisis y referencia para que el programa estableciera el contexto, la visión y la estrategia del proyecto. Tuisk afirmó que la elección de socios con las competencias y los conocimientos adecuados, además de la disposición oportuna para colaborar, fue clave para que todo funcionara. Añade también que “gestionar de forma excelente el proyecto, lógicamente, también es importante”. Como también parece, es un poco de toma y daca: las decisiones acerca de dónde ubicar los cargadores buscaban el equilibrio entre analítica (uso de carreteras) y el hecho de que esos lugares cumplieran los requisitos adecuados y estuvieran disponibles.

Como la red estonia se desplegó en un espacio de tiempo muy corto (dos años), el proceso de implementación tuvo que acortarse. Por ejemplo, elegir un único modelo de operador o proveedor de servicios puede resultar problemático en el futuro porque para otros inversores puede ser complicado competir con el servicio casi omnipresente que ofrece. En el futuro, el gobierno deberá decidir si abre la red a otros proveedores de servicios o inversores, y cómo hacerlo en tal caso.

Tuisk añadió: “El aumento de popularidad de la red de carga rápida demuestra que existe una clara necesidad de una infraestructura accesible y sencilla para vehículos eléctricos. También demuestra que la carga rápida no es un sistema solo para la carga en vías rápidas, sino que está pensado también para resolver problemas de carga en las zonas urbanas, ya que la mayoría de los cargadores están situados en ciudades”.

Contact: 
Country: 
Estonia
City: 
National
29 Apr 2015
31 Aug 2015
Recommend
arriba
0 users have voted.
Share on